top of page

Una estación de servicio se suma a las balaceras cometidas en fin de semana en Rosario

Una estación de servicio de la ciudad santafesina de Rosario fue baleada durante el fin de semana y se suma a dos ataque similares cometidos contra una subcomisaría de la vecina ciudad de Villa Gobernador Gálvez y una sucursal bancaria del sur rosarino vinculados al narcotráfico, informaron hoy fuentes policiales.


A los atentados cometidos la madrugada del pasado sábado contra la subcomisaría 26 de Villa Gobernador Gálvez y el Banco Municipal de Rosario del barrio Empalme Graneros, en el noroeste de la ciudad, se sumó uno contra la estación de servicios ubicada en el barrio Molino Blanco, en el extremo sur de la ciudad.


En este hecho, el surtidor de combustible ubicado en la esquina de Ayacucho y Marco Polo fue baleado a las 23 del sábado por atacantes, que efectuaron entre seis y nueve disparos, cuatro de los cuales pegaron en la vidriera de la estación de servicio, y dejaron una nota con amenazas.


En el lugar, los peritos secuestraron vainas servidas de calibre 9 milímetros, que serán sometidas a análisis, agregaron los voceros.


La misma madrugada, atacantes dispararon contra la sucursal Empalme Graneros del Banco Municipal de Rosario desde una moto.


Según fuentes oficiales, el ataque se registró en la sede bancaria ubicada en Juan José Paso, casi esquina Cabal, donde efectivos de Prefectura Naval que patrullaban la zona arribaron al lugar y comprobaron que había dos impactos de bala el sector de cajeros automáticos y dos vainas servidas en la vereda.


Esas balaceras reportadas se sumaron a otra registrada contra el frente de la subcomisaría 26, de Villa Gobernador Gálvez, situada en Nahuel Huapi y Pellegrini, a unos 10 kilómetros al sur de Rosario, donde los agresores también dejaron una nota con amenazas a una banda narco rival.


En el lugar la policía halló vainas servidas calibre 11.25 y una nota que estaría dirigida a presos de alto perfil detenidos en la cárcel federal de la ciudad chubutense de Rawson: "Dejen de batirla con la AIC (Agencia de Investigación Criminal de la provincia de Santa Fe) para confinar a los pibes. Ya ni orgullo tienen de mafia...", decía el mensaje escrito con tinta roja.


El mismo mensaje, estaba dirigido a "la interna entre reclusos y la narcocriminalidad", entre ellos, "algunos detenidos en la cárcel federal de Rawson" (Chubut), apuntaron los voceros.


Esa misma subcomisaría había sido atacada el 1º de febrero horas antes de que se produjera el homicidio del músico callejero Jimi Altamirano, quien fue secuestrado al voleo y asesinado para enviar un mensaje a barrabravas de Newell's detenidos que forman parte de la banda narco "Los Monos".



En aquella ocasión, un patrullero estacionado frente a la dependencia policial resultó baleado y los agresores también dejaron una nota con amenazas en la que hacía referencia a presos alojados en la cárcel federal de Ezeiza, ligados a la narcobanda "Los Monos". (Télam)

コメント


bottom of page