top of page

"Tengo que enfrentarme todos los días a mi cabeza", el calvario de la joven que fue abusada en el hospital Fernández

La víctima manifestó que no puede ejercer su rol de mamá por el miedo que atraviesa y que toma pastillas.

Una joven de 23 años que trabaja en el bar del Hospital Fernández fue abusada sexualmente por un hombre que la amenazó en uno de los baños del lugar y por el hecho la Policía detuvo a un sospechoso. Foto NA


La joven de 23 años que fue víctima de un abuso en el hospital Fernández contó el calvario que vive y como hace para sobrepasar el miedo constante que tiene: "Tengo que enfrentarme todos los días a mi cabeza".


Fue a fines de abril cuando la empleada de la institución médica denunció que fue abusada sexualmente durante 40 minutos por un hombre en el baño del hospital. Esa misma tarde, luego de un exhaustivo operativo, se logró su detención luego de que regresara al lugar.


Aun así, la joven sostiene que siente miedo e inseguridad pese a que el acusado está encerrado tras las rejas: “Él está como si nada, tomando mate en la celda mientras yo estoy viviendo un infierno. Revivo esa situación todo el tiempo. Hoy no puedo ser madre, no tengo fuerza para levantarme de la cama”.


En diálogo con el medio TN, la empleada, quién no dio a conocer su identidad por prevención, enfatizó que el sistema judicial en el país es erróneo: “Tengo miedo de todo. ¿Cómo voy a estar tranquila si tenía un montón de antecedentes penales y estaba libre?, ¿Qué garantía tengo yo de que va a haber justicia?”.


“Tengo que tomar pastillas para todo. Para dormir, para salir de la cama y ni así puedo lograrlo. Hoy tengo que enfrentarme todos los días a mi cabeza. Yo era una persona re sociable, hoy no puedo salir sola de mi casa”, manifestó con cierto enojo.


El detenido tiene 31 años, estaba en situación de calle y al momento del abuso había acompañado a un familiar a la guardia del Fernández.


Luego de que se concretó su captura, se constató que tiene varios antecedentes penales: robo, cinco por tenencia de estupefacientes, lesiones leves y lesiones leves en el marco de violencia de género.


Ahora, se le suma la imputación de abuso sexual con acceso carnal contra la joven empleada, quién es mamá de dos nenes de 8 y 5 años.


Fuente: Agencia de Noticias Argentinas

Comments


bottom of page