top of page

Neuquén: anularon la prisión domiciliaria de un imputado por abuso sexual grupal

El hecho ocurrió en mayo de 2023. La víctima fue asesinada tres meses después.

Fuente: NA


Un tribunal de Neuquén, por pedido del fiscal del caso, anuló la prisión domiciliaria de un imputado por abuso sexual grupal ocurrido en mayo de 2023.


Por pedido del fiscal del caso Manuel Islas, un tribunal revisor anuló la resolución de un juez de Garantías que le había otorgado la prisión domiciliaria a Lucas Jerez, uno de los cinco acusados de abusar sexualmente de una mujer en el barrio Confluencia, en mayo del año pasado.


Así, el detenido volverá a prisión a una unidad de detención del interior de la provincia ya que el fiscal Islas argumentó que sigue vigente el peligro de fuga.


Además, el fiscal señaló que "debido a la pretensión de pena para el caso, la fiscalía seguramente va a requerir que sea juzgado en un juicio por jurados populares".


El abogado querellante que interviene como representante de la madre de la víctima, adhirió al pedido de la Fiscalía.


Se informó que la decisión del tribunal revisor integrado por Carolina García, Juan Pablo Encina y Lucas Yancarelli, fue adoptada por unanimidad y, de esta forma, quedó sin efecto la prisión domiciliaria que había sido otorgada por el juez de garantías Gustavo Ravizzoli el pasado sábado.

Por este motivo, Jerez volvió a quedar detenido en prisión preventiva.


Tanto él como otros dos imputados están acusados por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la pluralidad de intervinientes, mientras que otros dos acusados están siendo investigados como partícipes necesarios.


El hecho, según la investigación, fue cometido el 14 de mayo de 2023, por la tarde, en un inmueble ubicado en el barrio Confluencia donde funciona un taller mecánico y de venta de autopartes.


Uno de los cinco acusados invitó a la víctima a comer un asado en ese lugar, donde se encontraban los demás hombres, y allí le dieron pastillas y bebidas alcohólicas, lo cual la colocó en una situación de vulnerabilidad y, de manera grupal, la abusaron sexualmente.


La mujer, tres meses después de ser víctima de abuso sexual, fue asesinada y su cuerpo fue hallado en Balsa Las Perlas, en la provincia de Río Negro.


La investigación del femicidio está a cargo del Ministerio Público de Río Negro y, por el momento, no surgieron indicios de que ambos hechos estén vinculados.


El lugar donde fue cometido el abuso sexual fue allanado y no se hallaron indicios de que haya sido la escena de una muerte violenta, según precisó el fiscal Islas al momento de formular cargos a los acusados por el abuso sexual, en septiembre del año pasado.


Comments


bottom of page