top of page

Ferreyra: La causa Cuadernos fue una operación de inteligencia que tuvo connivencia internacional

El titular de la empresa Electro Ingeniería, Gerardo Ferreyra, quien estuvo detenido en la denominada causa Cuadernos, calificó hoy esa investigación como "una acción de inteligencia muy grande que contó con connivencia internacional", luego que un peritaje judicial determinara que en los escritos que figuran en el expediente y fueron entregados por el arrepentido Oscar Centeno contenía adelturaciones.


"Todo esto fue una operación de inteligencia muy grande. Una acción de lawfare que tuvo connivencia internacional. ¿A quién se le puede ocurrir que todo esto es producto una una denuncia que presentó un chofer (Centeno) y un exagente de la Policía Federal", afirmó Ferreyra en declaraciones a la Radio AM 530.


Ayer un peritaje caligráfico ordenado por el juez Marcelo Martínez de Giorgi determinó que un amigo de Centeno, que tuvo en su poder cuadernos que derivaron en la apertura de una causa y que contenían información sobre supuestas coimas, escribió sobre ellos.


Se trata de Jorge Bacigalupo, el expolicía que tuvo bajo su custodia los referidos cuadernos antes de que fueran entregados a la justicia y quien había sido llamado a indagatoria en la causa en la que se investiga la existencia de manipulaciones en el material del denominado "Caso Cuadernos".


Ferreyra añadió hoy que "en la causa habían más de 1.600 irregularidades" en los escritos que se presentaron como prueba, y existen dos tomos completos de esas agendas que fueron dictados (a Centeno)", y sostuvo que, ahora la Justicia está en la "necesidad de saber quién fue el autor intelectual" de esa maniobra.


"Estuve involucrado ilegalmente en esta investigación. Hubo una asociación ilícita con Centeno, antiguo miembro de la Policía Federal y del batallón 601 de inteligencia del Ejército. Luego aparecieron su amigo y también expolicía, Bacigalupo, y el periodista del diario La Nación, Diego Cabot, a quien supuestamente le entregaron la información de los cuadernos. A todo esto se suma la pata judicial con el fiscal Carlos Stornelli", enumeró el empresario.


El empresario contó que se detención se ordenó en función de "una agenda" en la que fue "agregado" con el propósito de justificar su encarcelamiento.


"Ahora, cinco años después del daño que me causaron cuando me detuvieron. Se hace una tercera pericia y se demuestra que no solo estaban alterados los cuadernos, si no que la letra era de Basigalupo.


La Justicia ordenó que se abran sus tres celulares y su notebook. Creo que podremos saber con quién actuó y cómo era la asociación ilícita que integraba", subrayó el empresario.


Y en ese sentido, agregó: "Hasta el momento se determinó que los contenidos le fueron dictados a Centeno, pero no se sabe quién lo hizo. Con la apertura de los celulares se sabrá si Cabot o Stornelli estuvieron involucrados", puntualizó.


En la causa "Cuadernos", iniciada a partir de las anotaciones de Centeno, fueron enviados a juicio la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego sobreseída, además de exfuncionarios de su Gobierno y empresarios, por supuestos pagos de sobornos.


En noviembre pasado, la Vicepresidenta también fue sobreseída en otra causa derivada del mismo caso luego de que el juez Julián Ercolini determinara que no se encontraron "elementos que permitan establecer la existencia" de pagos de los empresarios de obra pública Francisco Valenti y Enrique Pescarmona.


(Télam)

Comments


bottom of page