top of page

Detuvieron al comerciante que persiguió, atropelló y mató a un presunto ladrón de 17 años

El caso sucedió en la zona noroeste del Gran Buenos Aires y el supuesto asaltante habría pretendido robarle las zapatillas a un hermano del hombre, tras amenazarlo con una pistola de juguete. Los allegados al menor fallecido negaron la versión y sostienen que lo acontecido fue una pelea vecinal.

Fuente: Crónica


Un comerciante fue detenido el viernes por los pesquisas policiales al hallarse sospechado de ser responsable del asesinato de un presunto ladrón, de 17 años, a quien persiguió y atropelló con un automóvil, tras acusarlo de intentar robarle las zapatillas a su hermano. Este suceso se registró en el noroeste del conurbano bonaerense y se investiga si el supuesto asaltante empuñaba una pistola de juguete. Familiares y varios amigos del menor, en tanto, negaron que el chico haya sido un delincuente, al señalar que al pibe lo atacaron en una pelea vecinal.


Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el sospechoso de haber consumado el crimen tiene 38 años y que fue apresado en horas de la mañana del viernes, en una finca situada en la calle Monteagudo al 3200, en un operativo que estuvo a cargo de los servidores públicos destinados en la comisaría 1ª del distrito, con directivas de la doctora Alejandra Burgues, fiscal de la Unidad Funcional N° 22 de esa zona.


De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los hechos comenzaron durante la jornada del 5 de mayo y empezaron a descubrirse cuando los efectivos del Comando Patrulla (C.P.) recibieron una alerta en el número telefónico de emergencias 911, que hacía referencia a una persona accidentada, en cercanías de Callao al 2900, en el denominado Barrio Parque Jardín.


Trascendió que, al arribar al mencionado lugar, los uniformados observaron herido al menor e incautaron una pistola de juguete, a la vez que consiguieron establecer que el chico había sido arrollado por un Chevrolet Prisma, con el dominio terminado en 285 y que era conducido por el comerciante.


Graves heridas

Como consecuencia de sus serias heridas, el menor tuvo que ser trasladado, de urgencia, al Hospital Raúl Larcade, donde se lo intubó por decisión de los médicos, aunque finalmente el paciente murió el 20 de mayo, lo que generó que la causa se recaratulada “Homicidio”.


En su momento, peritos de la Policía Científica fueron convocados por las autoridades de la Justicia para la realización de diversas diligencias.


Mientras tanto los parientes y amigos del fallecido negaron una tentativa de asalto, al expresar que el pibe había salido de una fiesta, oportunidad en la que mantuvo un altercado con los hermanos, quienes lo golpearon violentamente con un tubo de gas en la cabeza, para de inmediato arrollarlo con el automóvil.


Hasta el momento, se aseveró que el conductor del coche, su hermano y el menor que perdió la vida residían en el mismo vecindario y que, tras la muerte del adolescente, gente del barrio agredió con piedras la vivienda del comerciante. A raíz de esa situación, funcionarios de la Justicia resolvieron la implementación de una custodia policial en el inmueble.

Opmerkingen


bottom of page