top of page

Detuvieron a otros dos prófugos de la fuga de una comisaría rosarina

Uno de los detenidos, identificado como Mansilla, intentó escapar por los techos de los vecinos cuando vio a los policías mientras que el segundo, Alegre, fue capturado en la calle en medio de un operativo.

Télam


Otros dos presos que se habían fugado el pasado 21 de diciembre de una comisaría de Rosario fueron localizados y detenidos en las últimas horas, con lo que ya suman 24 recapturados de un total de 25 evadidos, informaron este martes fuentes policiales.


Las últimas detenciones se produjeron entre el domingo y el pasado lunes, cuando la policía localizó en distintos puntos de la ciudad a los evadidos Lautaro Alegre (25) y Osvaldo Martín Mansilla (38), mientras continúa con los operativos para atrapar al último de los prófugos, Alan Michel Pacheco, consignaron a Télam los voceros consultados.


Con esos dos arrestos ya son 24 los presos que volvieron tras las rejas luego de la masiva fuga de 25 detenidos ocurrida la madrugada del pasado 21 de diciembre de la comisaría 21, ubicada en la calle Arijón al 2300, de la zona sur de Rosario.


Las fuentes detallaron que el domingo fue atrapado Mansilla, quien fue divisado por efectivos del Comando Radioeléctrico que patrullaban la zona de Felipe Moré al 3800, en el oeste de Rosario.


Al advertir la presencia policial, el fugitivo, quien tiene una causa abierta por robo y portación de armas, intentó darse a la fuga trepando los techos de las casas de la cuadra, aunque fue alcanzado y detenido, indicaron los informantes.


En tanto, Alegre (25) fue atrapado el pasado lunes cuando estaba acompañado por otro hombre en la calle, Los Capejos al 500, de la localidad de Granadero Baigorria, situada a 10 kilómetros al norte de la ciudad de Rosario.


Alegre está procesado por un caso de narcotráfico y, al igual que los otros 23 recapturados, será alojado en la Unidad Penitenciaria Provincial -cárcel de Coronda- en celdas de mayor seguridad, según dijo a la prensa local el ministro de Seguridad de Santa Fe, Pablo Cococcioni, horas después de la fuga.

Comments


bottom of page