top of page

Comienza la indagatoria al presunto parricida descuartizador de Lanús

La fiscalía confirmó que citará acusado de “homicidio agravado por el vínculo” para revisar “todas las actuaciones”, mientras se espera el informe de autopsia para determinar si fue un asesinato.

Télam


El fiscal que investiga el crimen del jubilado de 83 años que apareció el pasado lunes descuartizado dentro de una valija en una plaza y en una casa de la localidad bonaerense de Valentín Alsina, confirmó este martes que indagará al hijo detenido por “homicidio agravado por el vínculo” y espera el informe de autopsia para confirmar si fue un asesinato, ya que en su autoincriminación, el acusado admitió haber desmembrado a su padre para “seguir cobrando la jubilación”, pero dijo que ya había muerto cuando lo hizo.


Martín Rodríguez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Lanús, aseguró en la mañana de este martes a Télam se preparaba para revisar “todas las actuaciones” porque tenía planeado hacer hoy dos actividades en la causa que tiene como único detenido al cocinero Alexis Duilio Pachu (46).


“Por un lado, le voy a pedir al juez de Garantías, Esteban Baccini, que convierta la aprehensión del hijo en detención formal, y por el otro, vamos a ver si estamos en condiciones de tomarle en las próximas horas la declaración indagatoria al imputado, por homicidio agravado por el vínculo”, dijo Rodríguez, en referencia a un delito que prevé como única perna la prisión perpetua.


La indagatoria será en la sede de la UFI 6 de Lanús, ubicada en el edificio judicial de la calle José Ingeniero Rucci 1.051 de Valentín Alsina.


El fiscal confirmó que el pasado lunes, durante el allanamiento en la casa donde se lo detuvo por el crimen de su padre, el jubilado Atilio Pachu (83), el acusado “realizó una autoincriminación espontánea”, pero no quiso brindar detalles sobre sus dichos.


Sin embargo, otra fuente ligada a la investigación afirmó a Télam que en esa confesión sin validez legal, que hizo de manera espontánea ante la policía y personal de la fiscalía, Pachu hijo admitió que había descuartizado a su padre “para seguir cobrando la jubilación”, pero aseguró que cuando lo hizo su padre “ya estaba muerto”, dando a entender que él no lo asesinó, sino que tuvo una muerte natural.


Rodríguez admitió que será un punto clave de la causa “esperar el informe de autopsia de la morgue de Lomas de Zamora para conocer con precisión la data y las causas de la muerte, para confirmar si se trató de un homicidio”.


“El médico que tuvo contacto con todas las partes del cuerpo no vio a simple vista ninguna lesión extra que los cortes producto de la mutilación del cuerpo, pero como todo se mandó a analizar a la morgue en el estado en el que se encontró, hay que esperar qué encuentran los forenses”, explicó el fiscal.


El representante del Ministerio Público, sí comentó que el médico notó que el cuerpo del jubilado “tenía la apariencia de estar deshidratado, desnutrido y con signos de haber estado postrado en una cama”.


A su vez, el fiscal afirmó que los peritos que trabajaron en las escenas primaria (la casa) y secundaria (la plaza del hallazgo de la valija) del crimen especularon que el crimen pudo haber sido en plena Nochebuena, ya que “por la rigidez cadavérica aún no instalada, calcularon una data de muerte preliminar en seis horas previas al hallazgo, que fue alrededor de las 4 de la mañana de ayer”.


Rodríguez aseguró que “hay mucha evidencia contra el detenido” y en ese sentido destacó “una gran cantidad de videos con los que reconstruimos como salió de la casa y dejó la valija en la plaza”, pero además mencionó que “cuando se ingresó a la casa dormía agarrado aún de un cuchillo ensangrentado”.


Además, comentó que “se deshizo de la ropa ensangrentada de su padre en un cesto de basura”, que “se cambió la remera y la bermuda con la que quedó filmado llevando el cadáver y las dejó en el lavadero” y, por último, que “dejó en el freezer de la heladera la cabeza y el pie con la tibia y peroné de su padre y en una bolsa en el lavadero, las manos que le faltaban al cadáver hallado en la valija”.


Por último, Rodríguez anticipó que después de la indagatoria y de que se completen las primeras medidas, está analizando derivar el expediente a sus colegas Oscar Maidana y Mariela Montero, de la UFI 8 de Violencia Familiar y de Género de Lanús de Género y Familiar.


“Estamos ante un claro hecho de violencia y maltrato intrafamiliar”, señaló al respecto.


El hecho


El crimen fue descubierto minutos después de las 4.20 de la madrugada de Navidad, en una plaza ubicada en la esquina de República Argentina y Paso de la Patria, donde un vecino de 37 años que vive a los pocos metros salió de su casa y observó una valija negra de grandes dimensiones tirada que contenía parte de un cadáver.


Ante esta situación se preservó la escena y se convocó a los peritos de la Policía Científica que posteriormente determinaron que se trataba del cuerpo incompleto de un hombre mayor, delgado y al que le habían amputado la cabeza, las manos y parte de la pierna derecha.


Tras el hallazgo, los investigadores comenzaron a analizar las imágenes de las cámaras de seguridad de los alrededores y establecieron que la valija fue arrojada en la plaza alrededor de las 2.40, detallaron los voceros.


Al continuar con el análisis de esos videos los detectives reconstruyeron el recorrido inverso que hizo najo la lluvia el hombre en remera, bermuda y gorra que trasladó la valija y así arribaron hasta un complejo de dúplex en la calle Farrel 433, a unos 250 metros de la plaza, donde encontraron manchas de sangre de arrastre, detuvieron al cocinero Pachu, establecieron que la víctima era su papá y encontraron la cabeza, la pierna y las manos que le faltaban al cadáver de la valija.


Comments


bottom of page