top of page

Amplio rechazo a los cambios en la actividad pesquera que incorpora la "Ley ómnibus"

Intendentes de ciudades portuarias, dirigentes políticos, cámaras empresarias y sindicatos coincidieron en cuestionar las modificaciones al sector planteadas en la iniciativa enviada al Congreso por el gobierno nacional.


Los intendentes de ciudades portuarias, dirigentes de distintos partidos políticos, cámaras empresarias y sindicatos chubutenses rechazaron las modificaciones a la actividad pesquera planteadas en el proyecto de Ley ómnibus, enviado al Congreso por el Gobierno nacional.


En línea con los cuestionamientos que formuló el gobernador Ignacio Torres, quien junto con sus pares de la región patagónica cuestionaron la ley que "generaría un efecto destructivo sobre todo el complejo pesquero", se expresó el intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre.


El jefe comunal donde se asienta el puerto de aguas profundas y se produce la descarga de la flota de altura, expresó que "si bien no somos del mismo espacio político, en esto vamos a acompañar sin ninguna duda al gobernador de la provincia, porque de concretarse lo que se propone hará un daño irreparable al sector y a las fuentes de trabajo que genera".


"No tenemos por qué permitir que nuestros recursos los vengan a extraer para llevarlos a otros lugares", explicó el dirigente justicialista.


En el mismo sentido se expresó el presidente de la Administración Portuaria de esa misma ciudad y referente local del PRO, Diego Pérez, quien en diálogo con Télam consideró que "el respaldo de todos fortalecerá nuestra postura en contra de cualquier tipo de medidas que puedan poner en riesgo el desarrollo sostenible de la actividad pesquera en nuestra región".


También la Cámara Industrial y de Comercio Exterior de Puerto Madryn (CIMA) emitió un comunicado advirtiendo que "si no se exige el desembarque en puertos argentinos, tal como lo propicia el proyecto de ley, se abrirá la puerta a la evasión fiscal y a la pesca ilegal, el camino inverso al que hay que tomar porque el imperativo es mantener el control en los puertos nacionales para garantizar una explotación sostenible".


El intendente de Rawson, Damián Biss, también se manifestó en contra del proyecto de ley indicando que "la actividad pesquera tiene que ser fortalecida, no debilitada, porque genera dividendos para el país y fuentes de trabajo, como se puede ver ahora mismo en nuestro puerto con la temporada de langostinos que está a full".


Biss, además de intendente de Rawson, es presidente de la Unión Cívica Radical de Chubut.


A su vez, el presidente del Concejo Deliberante de la capital chubutense, Dulio Monti, sostuvo que "de aplicarse esa propuesta de aguas abiertas a la pesca internacional se provocará un impacto dañino que afectará no sólo a las empresas sino al sector del trabajo con el consecuente costo social".


En el mismo sentido se expresaron el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que representa a la marinería; la Asociación Argentina de Capitanes de Pesca, el Sindicato de Conductores Navales (maquinistas) y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), que nuclea a los trabajadores de las plantas pesqueras.


Fuente: Télam


Comments


bottom of page